Presidente Alejandro Ruiz participó en presentación de libro de profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso

Presidente Alejandro Ruiz participó en presentación de libro de profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso

El presidente del Tribunal Ambiental de Santiago, Alejandro Ruiz, participó como comentarista en el lanzamiento del primer del profesor de Derecho Económico de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso, Pablo Méndez: “Tribunales Ambientales y Contencioso–Administrativo”, de Editorial Jurídica de Chile.

El acto se realizó en el Aula Luis Vicuña Suárez de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales UV y estuvo encabezado por la secretaria académica de la Escuela de Derecho, Inés Robles, y por el presidente del departamento de Derecho Económico y Tributario, Pedro Arraztoa. Asistieron además académicos y estudiantes.

El libro, prologado por el profesor de Derecho UV Críspulo Marmolejo, tiene 270 páginas, también fue comentado por el profesor de Derecho Administrativo de esa casa de estudios, doctor Juan Carlos Ferrada.

Durante su intervención, el presidente del Tribunal Ambiental de Santiago, Alejandro Ruiz, manifestó su agrado de poder participar “en este acto tan sencillo pero a la vez tan republicano como es la presentación de un libro”.

Agregó que con su experiencia en el ejercicio profesional, “he podido hacer un análisis jurídico de la ley ambiental y, en ese sentido, puedo decir que el libro es absolutamente atingente y en lo general goza de la mayor lucidez y comprensión de las materias. Hay mucho estudio detrás de esta obra, se nota que lo fundamental del quehacer de nuestro tribunal está en este análisis y ha sido extraordinariamente interesante poder leerlo”.

Comentó que esta obra “ilustra sobre la claridad conceptual del autor, abriendo el tema en general al decir que el derecho ambiental se estructura, lo cito: ‘Bajo un sistema de normas compuesto en forma preferente por regulaciones y secundariamente por normas de responsabilidad que buscan determinar los niveles de contaminación en el medio ambiente que resultan tolerables desde el punto de vista social’. Esto significa que hay una valoración como sociedad de cuáles son los niveles de contaminación que estamos dispuestos a tolerar y en ese sentido esta definición grafica muy buen eso y, en lo fundamental, que se trata de un derecho regulatorio que tiene un componente de responsabilidad que es lo que son las libres competencias de los tribunales ambientales”.

También aludió a que “define la jurisdicción ambiental que opera como un verdadero contencioso administrativo entre un particular contra la administración del Estado, cuyo objeto radica en la impugnación de un acto administrativo a través del cual se ha materializado un instrumento de gestión ambiental, lo que también me parece de gran lucidez, pues todas las cuestiones que se ventilan en nuestros tribunales ambientales son la expresión de un instrumento de gestión ambiental y estos particulares enfrentamientos”.

Alejandro Ruiz también dijo que “me pareció muy interesante que el autor demostró gran estudio de nuestras sentencias y del Tribunal Ambiental de Valdivia, lo que se refleja en su análisis sobre el procedimiento de reclamación”.

Finalizó su comentario felicitando al profesor Pablo Méndez “por su libro fácil de leer, ilustrativo y muy lúcido en su análisis”.

Por su parte, el doctor Juan Carlos Ferrada opinó que “este es un libro muy bien pensado, planificado y bien estructurado. Trata la gran mayoría de los temas asociados a la reclamación de los tribunales ambientales, incluso en detalle, sobre los que no hay nada escrito y por lo tanto es un aporte significativo a la discusión académica y profesional en esta materia”.

El profesor Ferrada recordó que el tema general del libro “trata sobre el rol que asume el tribunal ambiental en el sistema institucional y político y su creación, debido a la incapacidad de los tribunales ordinarios para conocer de esos temas”, precisando que “hay que matizar esto con el rol activo que tiene la Corte Suprema en esta materia, lo que conspira con la idea de la especialización que se pretendió con la creación de estos tribunales ambientales”.

Finalmente, el autor del libro, profesor Pablo Méndez, agradeció a todos quienes colaboraron para hacer posible la materialización de su obra, “pues un libro no se puede escribir completamente solo, la familia y amigos han sido fundamentales”, expresó.

Fuente: sección noticias del portal de la Universidad de Valparaíso, www.uv.cl

 

Compartir esto